No hay nada más vergonzoso que asegurar algo al cien por cien y que al realizar una demostración sea todo lo contrario a lo esperado. Esto mismo le ocurrió a Elon Musk durante la presentación del Cybertruck, con un coche tipo pick-up que, según la firma de coches eléctricos Tesla, contaba con cristales irrompibles.

El supuesto cristal irrompible de Tesla que no aguantó el primer golpe

El Cristal Armor con el que contaba el Cybertruck no fue para nada lo que esperaba el director de Tesla, Elon Musk. Durante la presentación el Diseñador Jefe y Director Creativo de Tesla Motors, Franz Von Holzhause, lanzó dos bolas de metal dejando en evidencia que el Cristal Armor que estaban presentando como un cristal irrompible, en realidad sí podía romperse.

El primer lanzamiento de Franz Von Holzhause fue dirigido a la ventana del piloto y, para sorpresa de todos el cristal se rompió de inmediato, a lo que Elon Musk dijo ‘Oh, Dios mío. Quizá esto fue un poco duro’. En un intento por remediar la vergonzosa demostración que fracasó como muchos programas de televenta, realizaron otro lanzamiento, esta vez a la ventana trasera, la cual se quebró de la misma forma.

Todo el público se lamentó, y Elon Musk para alivianar el fracaso dijo ‘Al menos no lo atravesó’ y ‘bueno, tenemos mucho por hacer’. Por supuesto, las burlas y chistes en las redes sociales no se hicieron esperar. De acuerdo con Elon Musk, el cristal falló la prueba porque previo a la demostración había sido golpeado con un martillo, el cual le generó una grieta imperceptible.

Para corroborar que el Cristal Armor sí es resistente, Musk publicó por medio de su Twitter un video en el que Von Holzhause lanza una bola de metal y rebota sin lograr quebrar el cristal. El hecho es, que el fracaso de esta demostración le costó a Tesla una caída del 6% de sus acciones, lo que representa unos 768 millones de dólares.

Votos: 2Estrellas: