Lo diré un millón de veces y no me cansaré. Un problema endémico del anime es aquello por lo que se conoce el anime en sí mismo. Aquello que lo define: el shonen. Golpes desproporcionados de poder. Sexualización. Humor básico. Un universo enfocado al adolescente cuyas únicas inquietudes son las amistades y querer verse reflejado en el protagonista de una serie. Pero el mundo de animación puede ser maravilloso y Eizouken es una de esas excepciones que por desgracia, no son la norma.
 
Keep your Hands off Eizouken (o Eizouken ni wa Te wo Dasu na!) cuenta la vida de tres chicas de instituto que quieren hacer un anime y se ponen las pilas. Pero no sería justo resumirlo en qué hacen, porque lo importante es el cómo. Ya se han dado premisas similares (Como Bakuman), pero aunque no es algo que llame de primeras, esta serie lo hace con una gracia y encanto especial. Y lo que es más, siendo lúdica. Nos cuenta una historia realista, pero es la imaginación y pasión de los personajes lo que envuelve todo de magia y fantasía.
 
 
Tres personajes, tres estilos de animación.
Sus principales personajes son los siguientes: Asakusa, la experta en dibujar paisajes, arte conceptual y maquinaria; Misuzaki, modelo de profesión que anima secuencias e hija de familia adinerada que no desea que su hija encarrile su vida en eso y... Kanamori, cuyo talento está en organizar a ambas chicas, buscar contactos, financiación y programar el trabajo. Todas se complementan y evolucionan a lo largo de la serie. Poco  a poco las conoceremos, así como los motivos que les ha llevado a emprender ese camino en la vida y cómo su propio caracter ha moldeado su vocación y talento. Sus manías y defectos particulares.
 
No solo conoceremos a estas chicas, sino el instrumental, las técnicas o el sacrificio y esfuerzo que hay que hacer para que una serie como la que ves salga adelante. Pero también los trucos para ahorrar trabajo, el apartado sonoro o los conflictos entre departamentos. Te hace ser más analítico y ver cada escena con un ojo técnico. Además, sabe diferenciarse de otras series, siendo creativa y recreando la imaginación de las chicas, dando vida y movimiento a imperfectos bocetos que se mueven por su mundo.
 
El mejor anime no se encasilla en una sola audiencia, sino en enseñar, dar a todos una bienvenida y mostrar el valor y potencial de su medio. Lo tenéis en emisión y recomiendo darle una oportunidad. Eizouken es la magia de un anime para todos los públicos.

Votos: 2Estrellas: